viernes, 29 de abril de 2011

El sueño desde una perspectiva conductual

El sueño es una función fisiológica, vital, rítmica, adaptativa, e indispensable para la vida, tanto en el plano físico como psíquico. En otros términos, el dormir es una actividad psicofisiológica periódica de ritmo circadiano, diferenciable del estado de vigilia por modificaciones integradas de la actividad nerviosa superior, neurovegetativa y de la regulación neuroendocrina, sin olvidar la influencia de la conducta y del ambiente en la misma. Para entender los trastornos asociadas al sueño, es preciso comprender la variedad de factores asociados con el mismo.


Desde una perspectiva conductual especialmente según el modelo interactivo del sueño propuesto por  Buela-Casal (1990), Tanto en su estructura como en su duración el sueño estaría determinado por cuatro dimensiones diferentes: El Tiempo circadiano (localización del sueño en el periodo de 24 horas) , (¿Cuánto duerme ?); El organismo y sus factores intrínsecos (Edad, patrones de sueño, estado fisiológico o necesidades de dormir, (¿Cómo duerme?); La conducta (factores que facilitan o inhiben el sueño) (¿qué hace para dormir?), y por último, el ambiente y sus factores extrínsecos (habitación, temperatura, luz, ruido, etc., es decir, ¿dónde duerme?).Vamos a aclarar un poco esto.

El Tiempo circadiano, ¿Cuándo se duerme?.

Existe un orden temporal interno que hace que muchos seres vivos y especialmente los humanos vivan en una dimensión de veinticuatro horas, y en función de su posición en el espacio y tiempo (latitud y momentos del día o el año) se quedan expuestos a un periodo diurno con luz y otro nocturno carente de ella. El tiempo circadiano, se refiere a la localización del sueño en el nictémero, es decir, cuando se produce el sueño en el periodo de 24 horas .Así podemos hablar de un Marcado Circadiano de inicio del sueño (MCIS), que indica el momento en que comienza un episodio de sueño y de un Marcador Circadiano de final de sueño (MCFS), que se corresponde con el momento en que finaliza un episodio de sueño.


El Organismo: ¿cómo se duerme?.


En esta dimensión, como factores intrínsecos al organismo, se consideran diversos parámetros del sueño: Latencia del sueño (tiempo que tarda la persona en dormirse), duración total de sueño, distribución del tiempo de sueño entre las distintas fases.Estos parámetros están determinados en gran medida por distintos factores como: El nivel de activación durante la vigilia, la edad y la necesidad habitual de sueño de cada individuo y los estados emocionales etc.


Desde el punto de vista fisiológico, el sueño de una persona se caracteriza por una sucesión de fases que podemos resumir principalmente en dos estados diferentes, el primero sin movimientos oculares rápidos y cuyas fases (1, 2, 3,4) representan distinta profundidad de sueño. El segundo estado se caracteriza por movimientos oculares rápidos (Sueño MOR). Cada uno de estos estados dura alrededor de 90 a 100 minutos. El patrón normal de sueño tiene entre 4 y 5 ciclos de sueño por noche, teniendo en cuenta la disminución de la duración total del sueño en función de la edad.

 
Conducta: ¿Qué hace para dormir? .


Esta dimensión contempla todas aquellas conductas que de una u otra manera favorecen o dificultan el sueño. Entre las conductas inhibidoras del sueño, están las relacionadas generalmente con una inadecuada higiene del sueño, manifestada en forma de alteración constante en las rutinas diarias, como por ejemplo: Carecer de un horario regular que permite mantener en buenas condiciones nuestro reloj biológico responsable del ritmo sueño-vigilia; Hábitos inadecuados de alimentación (cenas copiosas);Ejercicio intenso antes de dormir; Uso de sustancias (alcohol., tabaco...);Falta de rutinas facilitadoras del sueño. Etc.
Ambiente: ¿Dónde se duerme? .


En esta dimensión se contemplan los factores (extrínsecos) relativos al ambiente físico propiamente dicho, como: Temperatura ambiental; Ruido ambiental; Grado de luz–oscuridad; Dormitorio; Tipo de cama y altitud y otros. El efecto de los factores ambientales sobre el sueño, se pueden manifestar en forma de alteración nocturna del sueño o excesiva somnolencia diurna y/o ambos a la vez.
Factores como la luz, el ruido, calor y el frio pueden causar dificultad para conciliar el sueño (calor de una noche de verano) o sueño más superficial y frecuentes despertares nocturnos (frio intenso). A mayor descenso de temperatura más despertares. El ruido afecta la estructura del sueño y en general es mejor tolerado cuando es fuerte pero siempre de la misma intensidad que cuando es intermitente (como los ronquidos). La luz es uno de los factores más sensibles al ritmo circadiano. Otros factores como el tipo de mobiliario, la incomodidad de la cama, los movimientos de la persona que comparte la cama y hospitalizaciones etc., son igual de importantes.



Mohammed Jamil El Bahi
Psicólogo/ Psicoterapeuta
Share:

3 comentarios:

Antoñi dijo...

Leyéndote, he sentido la necesidad de tirarme de las orejas... Siempre he tenido problemas con el sueño y debo ser honesta, eso de ir a dormir nunca fue una necesidad...
Hay una cosa que despierta mi curiosidad, ¿Que son los viajes astrales?, ¿Son una fase del sueño, donde solo algunos son conscientes de ellos?, o ¿Quizá no tengan nada que ver con el sueño?....
Una vez mas gracias por toda esa información que aportas, ahora voy retrasada, me pongo al día en un piz paz... Besos

Mohammed Jamil El Bahi dijo...

Hola Antoñi,ya te echaba de menos por aquí,lo de los viajes astrales,creo que tienen que ver con otras cosas. Ah , mandéa tu correo algo de poesia no sé si lo recibiste o no.
Un abrazo

Antoñi dijo...

Ya, la información que he podido recabar, me choca un poco. La única vez que pude preguntar a un Psicólogo sobre ello, simplemente me dijo, que era un trastorno del sueño...
Por supuesto que llegó, ademas es una poesía que te rompe los esquemas, muy propia del poeta urbano, mas cercana, mas libre de corsés, me encanta ese tipo de lírica... Debo pedirte disculpas, no he tenido la delicadeza de darte las gracias, es un bello detalle por tu parte, es más, ese tipo de poesía me abre campos de estudio, es algo mas que el disfrute de una buena lectura.... Gracias

Copyright © Centro de Psicología Clínica y Logopedia Averroes | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com